martes, 24 de febrero de 2015

Dicen que no hablan las plantas...

Hoy se conmemora el 178º aniversario del nacimiento de Rosalía de Castro. Representante destacada del Romanticismo español y del Rexurdimiento gallego, etapa cultural de la historia de Galicia que se desarrolló a lo largo del siglo XIX y que tuvo como característica principal la revitalización de la lengua gallega como vehículo de expresión social y cultural. 

Escribió el poema "Dicen que no hablan las plantas", un canto a la necesidad de sueños e ilusiones, incluyéndolo en su libro "En las orillas del Sar". Publicado en 1884, un año antes de su muerte, es el único que escribió íntegramente en castellano.







Y vosotros diréis ¿Y qué tiene que ver esto con la ciencia? Bueno, pues he aprovechado este poema para rememorar la figura de Rosalía de Castro. [Acabo de descubrir que una de sus hijas se llamaba Amara]. Me gusta la poesía y hasta escribo de vez en cuando, pero además de traerla hoy aquí, quería que me sirviera este poema como nexo de unión a la charla que di en Naukas Bilbao 2014. No he tenido ocasión de ponerla antes y en ella traté un tema apasionante, objeto de bastante escepticismo aún dentro de la propia comunidad científica. Parece que cada día surgen nuevas evidencias que apoyan que las plantas puedan ser inteligentes. La temática es Neurobiología Vegetal. ¿Las plantas pueden sentir? ¿Pueden tomar sus propias decisiones?


Hoy en día, la comunicación entre plantas, por ejemplo, está fuera de toda duda. 






Os dejo una entrevista a Stefano Mancuso, del que hablo en la charla.

Y vosotros ¿Qué pensáis?


2 comentarios:

  1. Hola, "Amariña".

    :-)

    Hoy me ha emocionado el doodle del día, y ahora me sales tú con Rosalía. Aunque la entrada va de ciencia, y el blog va de ciencia, es un detalle muy tierno y muy caĺido que hayas puesto un poema de Rosalía. Sobre todo para los que, aun con el nombre figurando en un padrón de la meseta, mantienen interiormente esa "identidad" inmutable de los que se dicen galegos.
    Lo sé, es una licecia literaria sin fundamento genético.
    Que esto es un blog de ciencia.

    Un biquiño e moitas gracias polo detalle, solete.

    Toño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Toño!!

      :-)

      Yo creo que estés donde estés, tus raíces siempre las llevas contigo. Es una seña de identidad que se mama y que es muy difícil perder (y no tendría por qué perderse). Forman parte de ti. La gente "desplazada" que conozco, suele estar arraigada a su origen.
      Dicen que para saber dónde vamos, no debemos olvidar de dónde venimos... morriña de la tierra, no? ;-)

      Gracias por tu visita, como siempre!
      E outro gran biquiño para ti

      Eliminar

Si quieres meter una imagen acompañando tu comentario, usa esta etiqueta.
[img] URL DE LA IMAGEN [/img]