martes, 27 de octubre de 2015

Rosalía Lombardo y el "líquido de la perfección"

Empezando a escribir este artículo, lo primero que me viene a la cabeza es una frase de alguien muy cercano que decía en el prólogo de su último libro que lo que siempre había querido era estudiar medicina para curar el cáncer (y ya de paso, el sida). En ese momento no me sorprendió porque ya lo sabía, pero al leerlo, volví a sonreír. Me vi tan identificada... 

Quizá os sorprenda el tema del post de hoy. Tal vez, algún día os cuente cómo llegué a interesarme por esta rama de la ciencia y qué parte ocupa actualmente en mi vida. ¡No todo va a ser investigar en plantas! ;-) 

El post de hoy no va de transgénicos, ni de plantas, ni simbiosis. Ni siquiera de pseudociencia (bueno, tal vez un pelín, pero como efecto colateral). Hoy os quiero hablar de uno de los casos más emblemáticos dentro de la Ciencia Forense. El caso de Rosalía Lombardo. 

Activamos la máquina del tiempo y retrocedemos casi 100 años, hasta 1918. Europa. Ese año recibe el premio Nobel de Física Max Planck por sentar las bases de la Mecánica Cuántica, y el de Química, Fritz Haber por desarrollar el proceso de la síntesis catalítica del amoniaco. Todo ello entre sonidos de bombardeos y aviones surcando el cielo. Estamos en plena Primera Guerra Mundial que terminará a finales de este año. Un conflicto bélico centrado principalmente en Europa donde van a morir más de 9 millones de combatientes y de 10 a 31 millones entre militares y civiles. Será una guerra sangrienta solo superada en número de muertos por la Segunda Guerra Mundial, 21 años después. Una tragedia, sin duda. Pues como dicen que las desgracias no vienen solas, ese mismo año comienza la mal llamada gripe española, la pandemia más devastadora de la humanidad que se cobrará la friolera de 50-100 millones de muertos en un solo año. En realidad, su origen es EEUU pero se le llama así, porque España le va a dedicar más atención en la prensa que el resto de Europa (no se vio involucrada en la Guerra y no tuvo que sufrir censura). 

En el seno de una familia de Palermo (Sicilia) nace una niña el día 13 de diciembre. Se cuenta que era hija de un acaudalado noble siciliano, un General en el ejército italiano llamado Mario Lombardo. Acaudalado o no, no lo sabemos, (aunque los indicios apuntan a esta posibilidad y probablemente lo fuera para asumir económicamente el encargo que hizo). Lo que sí es cierto es que fue oficial militar. Él y su esposa, María Di Cara dieron la bienvenida ese día a una preciosa niña rubia a la que pusieron por nombre Rosalía Lombardo.


Padres de Rosalía, Maria di Cara y el oficial Mario Lombardo


Hemos de imaginar que la pequeña llenó la casa de alegría, como ocurre con la llegada de cualquier bebé. Sin embargo, poco duró la dicha de esta familia. Rosalía no llegó a celebrar su segundo cumpleaños. Murió una semana antes, el 6 de diciembre de 1920 de una bronconeumonía, según el informe forense. No era de extrañar. La muerte es siempre injusta e inoportuna con los niños. Esa época fue especialmente cruel, pero sobre todo con los más pequeños, que tenían muertes precoces por desnutrición, difteria, tifus, polio, viruela, etc. (Esto, los más humildes. Los niños más nobles morían de neumonías). Aún no disponían de antibióticos y no se utilizarían hasta prácticamente terminada la Segunda Guerra Mundial (y porque la investigación fue presionada por la gran cantidad de infecciones y muertes provocadas por las heridas de guerra).

Ante el dolor de tal pérdida, y desolados por no poder soportar el fallecimiento de la pequeña Rosalía, su padre le hizo al Profesor Alfredo Salafia un encargo muy especial. Alfredo Salafia era un profesor de química de Sicilia pero además, era un importante embalsamador y taxidermista de la época. 



Alfredo Salafia (1869-1933). Renombrado químico,
embalsamador y taxidermista. 

>>El embalsamamiento es una práctica cuyo objetivo es preservar un cadáver de la putrefacción. Ha tenido un papel importantísimo en la historia de la humanidad, bien por motivos religiosos o culturales. Desde la cultura Chinchorro (7020-1500 a.C.) hasta la época actual, en la que personajes ilustres como Eva Perón o Mao Zedong han pasado por ella.>> 

Salafia realizaba estas prácticas con bastante buen resultado en animales, pero a principios del siglo XX, obtuvo un permiso especial para aplicar su técnica en humanos. El procedimiento era muy simple: hacía una sola punción preferentemente en la arteria femoral donde inyectaba una solución ideada por él mismo. La solución, todo un misterio. Así fue como desde 1902 y durante años, Salafia fue el responsable de embalsamar importantes cuerpos de Palermo como el Cardenal Micheangelo Celesia (1904), el senador Giacomo Armò (1909), el vice-cónsul Giovanni Paterniti (1911) y el etnólogo Giuseppe Pitrè (1916), incluso a miembros de su familia como su propio hermano Ernesto Salafia. En 1910, se estableció en Nueva York donde fundó una compañía que proveía servicios de embalsamamiento y fabricaba la solución para ello. La prensa documenta a Salafia, realizando demostraciones para eminentes catedráticos y enterradores. Quizá fue este notable éxito el que hizo que el oficial Lombardo lo localizara y completamente desconsolado ante tal pérdida, le hiciera este encargo tan particular. No quería que su hija fuera enterrada sino que deseaba tenerla visible para poderla admirar cuando (y cuanto) quisiera. Una vez realizada la obra de arte, el cuerpo fue trasladado a las Catacumbas de los Capuchinos de Palermo, en Sicilia, donde por cierto, fue uno de los últimos cuerpos admitidos en la cripta.


Catacumbas de los Capuchinos de Palermo (Sicilia). Fuente

El resultado, lo podéis ver aquí. El sobrenombre de Rosalía es "La Bella Durmiente" o "La momia más bella del mundo".

IMPRESIONANTE. Fijaos en el pelo, la piel de la cara, las pestañas. Parece que está dormida... ¿quién diría que ese cadáver tiene 95 años? 












Salafia se llevó el secreto a la tumba y nunca reveló los ingredientes ni las proporciones del que se le llamó "líquido de la perfección". Fue un misterio... hasta hace muy poco. En 2007, tras una investigación exhaustiva y entrevistas con descendientes vivos, Dario Piombino-Mascali y Albert R. Zink (ambos del Instituto de Momias y Hombre de Hielo, Bolzano, Italia), Arthur C. Aufderheide (Departamento de Patología de la Universidad de Minnesota, USA) y Melissa Johnson-Williams (de la Sociedad Americana de Embalsamadores) tuvieron la oportunidad de revisar material que perteneció a Salafia. Entre esas notas, encontraron un documento escrito primorosamente a mano titulado "New special method for the preservation of an entire human cadaver in a permanently fresh state" que traducido significa "Nuevo método especial de preservación de un cadáver humano en un estado fresco permanente". Finalmente, el secreto se había revelado. 

Aquí lo tenéis: 

Portada del manuscrito que guardaba el secreto
del "líquido de la perfección" Fuente

La fórmula secreta de Alfredo (7 litros) estaba formada por una parte de glicerina (para prevenir el secado excesivo de los tejidos), una parte de formalina (para matar a las bacterias) saturada con sulfato y cloruro de zinc (que aportan rigidez) y una parte de una solución de alcohol (para secar el cuerpo) saturada con ácido salicílico (para matar los hongos). 

Un producto cotidiano (fortalecedor de uñas) que
contiene formaldehido en su fórmula. 
Así contado, quizá no se note la trascendencia de esta fórmula, pero para los métodos de embalsamamiento de aquella época, supuso una auténtica revolución, marcando un antes y un después gracias al uso del formaldehido (la formalina es otro nombre usado para llamar al formaldehído). Me explico. Hasta ese momento, se solían usar compuestos tan peligrosos como el arsénico o el mercurio. El formaldehido no es inocuo tampoco, desde luego, pero no llega a ser un veneno tan potente. Fue producido de forma accidental por Alexandr Michajloviç en 1859 pero no fue hasta 1892 cuando el biólogo Auguste Trillat reveló sus propiedades como conservante y un año después, en 1893, el físico Ferdinand Blum descubrió las excelentes propiedades fijadoras de este compuesto. A partir de ese momento, fue rápidamente adoptado en el campo de la anatomía, zoología e histología, pero nunca como ingrediente para embalsamar cuerpos enteros hasta 1895. Salafia usó formaldehído en su receta con éxito en 1901, según sus notas.

Este extraordinario (en su amplio sentido) estado de conservación del cuerpo de Rosalía, activó la alarma de los más escépticos -casi conspiranoicos-. Era tan bella y perfecta, que llegaron a afirmar que el cuerpo de Rosalía había sido sustituido por una réplica idéntica de cera (como se ha sugerido también con Mao Zedong) y que todo era un reclamo turístico, dado que desde el principio estaba expuesto públicamente en las Catacumbas de los Capuchinos de Palermo y era la estrella del lugar. Como consecuencia, en julio de 2008, el equipo formado por Stephanie Panzer, Albert R. Zink, y Dario Piombino-Mascali le practicó radiografías anteroposteriores. No sin cierta dificultad. Salafia había pensado en todo y el féretro estaba tapado por una doble plancha de cristal sellada con cera para evitar la entrada de humedad, y absolutamente recubierto de plomo, lo que imposibilitaba la visualización del interior del cuerpo de Rosalía. La última opción era darle más potencia a la radiación para tratar de ver algo, a costa de la calidad, pero menos da una piedra.






¡Y lo vieron! Observando in situ las imágenes que mostraba la pantalla, no daban crédito a lo que veían. No solo el cuerpo era auténtico (de muñeca de cera, nada) sino que el cerebro estaba en perfecto estado (un poco más pequeño, claro. Había encogido un poquito), así como el resto del cuerpo. Además, se diferenciaban perfectamente varios órganos en las radiografías. Bueno... todo lo perfectamente que permitía el blindaje de plomo. 


Radiografía anteroposterior de cabeza, pecho y abdomen, que muestra los hemisferios cerebrales
moderadamente encogidos, parte del pulmón derecho y del hígado y el riñón izquierdo.
La mala calidad de la imagen se debe a la superposición del ataúd forrado de plomo.
Fuente


En diciembre de 2010, Panzer y su equipo, de nuevo tuvieron la oportunidad de analizar el cuerpo de la pequeña Rosalía con la novedosa técnica llamada multidetector computed tomography (MDCT) de cuerpo entero, el súmmun de las técnicas de imagen de estudio de momias. La MDCT viene a ser una tomografía axial computerizada o TAC (o escáner) para entendernos. Por supuesto, debían usar un método no invasivo que no perjudicara el estado del cuerpo. Esta tecnología permitió observar el esqueleto completo, los tejidos blandos y las cavidades internas.


MDCT de cuerpo entero mostrando cabeza, tronco y muslos. Las flechas punteadas muestran hueso
esponjoso. Las flechas cortas señalan la duramadre del cerebro y la flecha larga señala el diafragma
que separa cavidad torácica de la abdominal. El * señala la tráquea y la lengua intacta. Fuente


¿Y qué demostró el análisis con esta técnica? Pues que el estado de conservación de Rosalía es excelente (por fuera ya se nota), especialmente de los órganos internos. Se pudo confirmar la causa de la muerte por neumonía gracias al diagnóstico radiológico (recordad que el TAC es una técnica actual de diagnóstico clínico de alta definición) y a que por supuesto, los órganos estaban en un estado excepcional. Sin embargo, a pesar de tanta tecnología, es imposible saber qué cambios sufrirá el cuerpo en el futuro ni cuándo.



Sálvame deluxe y Cuarto Milenio

Hasta aquí, es la parte científica del caso. Todos estos estudios analíticos han proporcionado información muy valiosa, pero no están exentos de polémica. Entrando en la parte amarillista, la familia de Rosalía nunca aprobó estas investigaciones. De hecho, al parecer, nadie les pidió permiso para realizarlas y desde 2008 vienen mostrando su indignación y preocupación por el estado del cuerpo de la niña. Su hermana, también llamada Rosalía, nacida posteriormente en 1925, y su sobrina Rosanna la Ferla, culpan a National Geographic del deterioro del cadáver por las pruebas a las que lo sometieron en 2008 para su número de febrero de 2009, en la edición de EE.UU (y a las que sigue siendo sometida desde entonces). La prensa local a través de su blog se ha hecho eco de las declaraciones de la familia aquí y aquí.  También se recogió el caso de Rosalía en uno de los documentales de History Channel a finales de los 2000.




     Primera parte de los 3 fragmentos del documental.


La familia deja entrever que el aspecto se ha deteriorado muchísimo desde que fue sometido a las pruebas (pelo más rubio, color de piel más raro, ojos más abiertos...) y que incluso, la vestimenta es distinta de aquella con la que fue sellada en 1920. La verdad es que el aspecto actual de Rosalía no es el que era. O eso parece. No he tenido la suerte de visitarla, pero si algún día tengo la oportunidad, me gustaría comprobarlo por mí misma.

La última vez que he visto a mi hermana, en 2007, tenía un aspecto maravilloso, con el colorido rosáceo que la ha hecho famosa en todo el mundo, comparándola con La Bella Durmiente. Lamentablemente he comprobado que aquella criatura dormida, hoy parece otra persona: tiene el pelo rubio oxigenado, los ojos semiabiertos y el color de su rostro, su maravilloso color rosáceo, se ha vuelto extraño… ¡parece oxidada!





Time lapse de los ojos
Para alimentar un poco más la leyenda (se dice que es la reencarnación de Sta. Rosalía, patrona de Palermo y no sé cuántas mil historias más) afirmaban haber visto a Rosalía abriendo sus ojos al menos una vez al día, lo cual era catalogado de hecho sobrenatural o directamente de milagro. Vais a encontrar por Internet numerosos vídeos como este y este donde parece que sucede. Y hasta afirman que bajo los párpados ¡los ojos se le ven azules! Ver los ojos azules (el iris azul de alguien con los ojos azules) es imposible poco tiempo después de la muerte. Concretamente, unas 12 horas después. Una de las consecuencias de la deshidratación como uno de los fenómenos cadavéricos, es el signo de Stenon-Louis y se caracteriza por el hundimiento del globo ocular, se pierde la transparencia de la córnea, aparece la llamada tela glerosa y la opacidad ocular. Vamos, que el ojo aparece totalmente opaco. Lo que sí podría ocurrir, es que se confundiera con la córnea opaca, ya que esta telilla adquiere un color como azulado (si pincháis en el enlace, lo veréis), así que como mucho, esto es todo lo azul que le han podido ver. O tal vez, el embalsamamiento realizado por Salafia tuviera esto en cuenta y preservara de alguna forma los ojos. La verdad, no lo sé.
En cualquier caso, los expertos la filmaron las 24 horas y tras revisar las cintas vieron que la niña abría y cerraba ligeramente los ojos. Las imágenes fueron analizadas por especialistas y estos descartaron de inmediato que fuera un hecho paranormal. Afirmaron que podía ser debido a la humedad del lugar, junto con los continuos flashes de las cámaras de los visitantes, que producía un extraño fenómeno que provocaba que los párpados de Rosalía se contrajeran y se relajaran. Los cambios de temperatura junto con la particular sequedad del lugar (recordemos que está en las catacumbas) habría sido la responsable. Incluso podría ser un ilusión óptica y que en realidad, los párpados no se movieran ni un ápice.

La pequeña Rosalía actualmente reposa en una urna en las Catacumbas de los Capuchinos de Palermo. Solo es visible la cabeza, el resto del cuerpo está cubierto con una sábana. Los únicos signos del paso del tiempo y de la oxidación son los visibles en un amuleto en forma de tabla de la Virgen María que reposa sobre su sábana, el pelo y las telas que aparecen más claros, y su cara, que se ve un poquitín más oscura y encogida.




Dicen que nunca nadie ha mirado debajo de la sábana que cubre el cuerpo de Rosalía desde que fue sellado, hace casi 100 años. Sea como sea, el profesor Alfredo Salafia hizo un trabajo admirable con esta pequeña Bella Durmiente ¿no creéis? 


Nota: Haz click en las imágenes para ampliar.

Fuentes:

ResearchBlogging.org

Panzer S, Zink AR, & Piombino-Mascali D (2010). Scenes from the past: radiologic evidence of anthropogenic mummification in the Capuchin Catacombs of Palermo, Sicily. Radiographics : a review publication of the Radiological Society of North America, Inc, 30 (4), 1123-32 PMID: 20631372 


ResearchBlogging.org

Piombino-Mascali, D., Aufderheide, A., Johnson-Williams, M., & Zink, A. (2009). The Salafia method rediscovered Virchows Archiv, 454 (3), 355-357 DOI: 10.1007/s00428-009-0738-6



ResearchBlogging.org Panzer, S., Gill-Frerking, H., Rosendahl, W., Zink, A., & Piombino-Mascali, D. (2013). Multidetector CT investigation of the mummy of Rosalia Lombardo (1918–1920) Annals of Anatomy - Anatomischer Anzeiger, 195 (5), 401-408 DOI: 10.1016/j.aanat.2013.03.009



14 comentarios:

  1. ¡Me ha encantado! No tenía ni idea de esta momia. Es una historia alucinante y muy bien contada.
    Enhorabuena Amara

    ResponderEliminar
  2. Espectacular post. Acabas de ganar un seguidor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Espero que disfrutes cuando vengas por aquí. :-)

      Eliminar
  3. ¿¡Muchas, muchísimas gracias por este artículo tan curioso y, sobre todo, tan útil. De hecho, su lectura, me va a ayudar a ahorrar mucho dinero durante las próximas navidades. He preparado varios litros de la mezcla según la receta leída. Luego me he ido al Carrefur y he comprado dos cochinillos bien terciados, un cordero, dos cajas de langostinos tigre y un par de kilos, pésemelos bien —le he dicho al pescadero— de gamba blanca. Todos estos productos ahora van bien de precio y, sin embargo, en Navidades se ponen por las nubes. Así que he buscado en la Wikipedia dónde están las femorales de los chanchos y del borrego y les he inyectado la solución mencionada. Cuando llegue la noche del 24estarán tan frescos, como recién comprados y además sin congelar. Buscar las femorales de las gambas y de los langostinos tigres ha sido más complicado. Que no digo yo que estos bichos no tengan femoral pero coincidirá usté conmigo, doña BioAmara,que en las boticas no suelen vender jeringas con unas agujas lo suficientemente finas para poder vehicular la solución a través del cuerpo del bicho. La solución para una mente científica como es la mía, ha sido sencilla. He llenado el cubo de la fregona con la mezcla y he metido dentro las gambas y los langostinos tigre. Las primeras serán pa la plancha y los otros, cociditos y pelados acompañados de lechuga Lollo, mayonesa y un chorrito ketchuppa hacer la salsa rosa. Lo que viene a ser un cóctel de mariscos de toa la vida. Estas navidades cenaremos fresco gracias a su excelente post. ¿Usted gusta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja desde luego, imaginación no te falta!
      Mmmmm me lo voy a pensar... quizá para otra ocasión, ¿Le parece? :D

      Eliminar
  4. Off-topic. Hola Amara, ¿has leido esto? "EL GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS APRUEBA POLLO TRANSGÉNICO"
    http://www.cienciakanija.com/2015/12/09/el-gobierno-de-estados-unidos-aprueba-pollo-transgenico/
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Albert!!! Y me ha dado mucha alegría. No tenemos muchos OMG autorizados con fines farmacológicos, biofactorías animales, me refiero, y es una gran noticia para los afectados por esta enfermedad.
      La UE sigue a la cola y eso me entristece pero la noticia es buenísima.
      Muchas gracias por la info y un placer verte por aquí.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Menudo post! Había oido hablar de esta momia pero no tenía ni idea de la historia que hay detrás. Muchas gracias por contarla así. Me ha encantado la forma que has tenido de hacerlo.
    Sigue así

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! A buenas horas te contesto jejeje perdona el lapsus
      Un saludo

      Eliminar
  6. Qué de cosas interesantes he encontrado en este artículo (y otros muchos!) Muchas gracias por tu tiempo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por la visita y tu comentario! :-)

      Eliminar
  7. No conocía esta historia, me ha entretenido muchísimo, y la encontré fantástica, dada la fecha...

    ResponderEliminar

Si quieres meter una imagen acompañando tu comentario, usa esta etiqueta.
[img] URL DE LA IMAGEN [/img]